Aléjate de lo Negativo: Rodéate del positivismo.

Aléjate de lo Negativo: Rodéate del positivismo.

Los estados de animo así como las actitudes pueden contagiarse, mientras mas expuestos a ellos mayor la similitud. Esto se debe a las neuronas espejo o cubelli, fundamentales para poder generar empatía, es decir, ponernos en la posición de los demás. Esta habilidad es positiva, siempre y cuando nos rodeemos de gente positiva y así evitar propagar fácilmente la negatividad de quienes nos rodean.

Negatividad crea más negatividad

Según un estudio realizado por al Universidad de Indiana las opiniones de los demás nos afectan e influye en nuestra vida cotidiana. Se ha comprobado que as opiniones negativas tienen mayor impacto y generan más cambio de actitud que las opiniones positivas.

Al hacer el estudio se descubrió que las opiniones negativas, influenciaban mucho más a los participantes hacia los productos, y al mismo tiempo al interactuar cara a cara era más probable que se fortaleciera estas actitudes negativas.

La tristeza una emoción similar a un virus

En la Universidad de Harvard varios psicólogos han estudiado el vinculo entre estados emocionales y modelos relacionales. No tomaron en cuenta las emociones compartidas o espontáneas que llegamos a compartir con otras personas, se centro en el impacto de los cambios emocionales que afectan los estados afectivos de quienes nos rodean.

Descubrieron que existe un “patrón de propagación”, al igual que los virus y que el contagio es mayor en tristeza que en felicidad. Cada amigo feliz aumenta nuestra felicidad un 11%, mientras que un amigo triste puede duplicar nuestra infelicidad.

Los psicólogos concluyen que las emociones negativas son como un virus, es decir, mientras mas amigos con el virus, mayores las posibilidades de infectarse, lo mismo sucede con la tristeza y desesperación.

Hostilidad y el mal humor también se contagian

El mal humor y la hostilidad se detectan rápidamente, y en cuanto es así nuestro cerebro cambia la forma de percibir el mundo. Nuestra interpretación de las interacciones es tosca, grosera, descortés y nos hace asumir una misma actitud que se contagia.

Psicólogos en la Universidad de Florida pidieron a varias personas reunirse con una persona elegida al azar. Se descubrió que quienes se expusieron a actitudes hostiles, eran mas propensos a ser hostiles con su próxima pareja. Esta actitud puede durar una semana completa.

También después se les pidió identificar palabras en una serie de letras confusas. Aquellos expuestos a una actitud hostil y maleducada, encontraban mas palabras relacionadas con emociones negativas. Se demuestra que las interacciones actúan como un filtro, mientras más nos exponemos a actitudes negativas, tendemos a analizar todo desde un punto de vista más negativo.

Busca rodearte de quienes logren tu mejor versión

Los estados de animo de quienes nos rodean terminan teniendo un gran impacto en nuestras propias emociones y actitudes. Por ello es de suma importancia tener cuidado al elegir quienes estarán cerca de nosotros, las personas que te rodean en tu círculo familiar, de trabajo, pareja, amistades, etc.

La exposición al mal humor y negatividad termina cobrando factura, por lo cual es vital rodearte de personas que logren tu mejor versión y a su par también nosotros convertirnos en esas personas que irradien energía positiva y ayuden a otros a lograr su mejor versión.

Al generar una conciencia de que existe un contagio emocional, podemos generar un equilibrio e incentivar a otros a ver un lado más positivo de la vida ante cualquier situación. Esta comprobado que las emociones positivas no son tan contagiosas como las negativas, pero cuando alguien pasa por un mal momento no hay mejor regalo que brindarle energía positiva.

Una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu vida es el rodearte de gente positiva, que te inspire y a la par ser también esa persona para otros.

 

La gente que es feliz durante su día es más exitosa

La gente que es feliz durante su día es más exitosa

La gente que es feliz durante su día es más exitosa
Algo que he podido comprobar con mi vida propia y con miles de personas que he entrenado alrededor del mundo, es que la gente feliz es más exitosa.

¿Pero cómo es posible si el dinero atrae la felicidad?
En algunas cosas el dinero si atrae la felicidad y en otras cosas no, por ejemplo imagínate que todos los días haces cosas que te hacen feliz, lo que va a suceder es que vas a empezar a sentirte mejor y esto va a mejorar tu vibración así que vas a atraer cosas positivas y buenas, lo que puedes hacer para constatarlo es que empieces todos los días con algo que te da felicidad. Te voy a dar 3 pasos que vas a hacer para poder ser más feliz y que no te cuestan ni dinero, y en poco tiempo puedes cambiar tu sentimiento:

Haz ejercicio, con este generas endorfinas y esta es la hormona de la felicidad. ¡SE FELIZ AHORA!
Haz una lista de la felicidad, define todo lo que te gusta hacer para poder hacerlo. ¡SE FELIZ AHORA!
Haz una agenda de la felicidad y agenda un día a la semana que vas a hacer algo, por ejemplo, el lunes de ir a jugar basquet, el martes del cine, y así sucesivamente. ¡SE FELIZ AHORA!
La felicidad es un camino, no es un destino, puedes ser feliz si quieres, toma acción ahora y vas a ver resultados masivos y muy poderosos. ¡Toma acción Ahora! Haz lo que te digo al pie de la letra y vas a lograr tus metas en tiempo récord.

Carbón se convierte en DIAMANTE

Carbón se convierte en DIAMANTE

Tanto los diamantes💎 como el carbón se componen de carbono. Entonces, ¿cómo es que los diamantes tienen un precio tan elevado mientras que el carbón se arroja al fuego🔥? ¿Qué diferencia a la reluciente piedra preciosa, símbolo de nitidez y fuerza 💪que adorna coronas reales y se obsequia como regalo de compromiso o para celebrar 60 años de matrimonio, de su humilde primo el carbónEl grado de calor y presión al que se ha sometido cada uno.

El carbón se forma cuando una capa vegetal en descomposición se comprime bajo el peso de grandes cantidades de tierra, rocas o agua 💦acumulada encima. Los 6 diamantes son cristales de carbono puro que han sido sometidos a un calor y presión tremendos en las entrañas de la tierra y salen a la superficie en erupciones volcánicas. Hace falta mucha más presión y calor para que se forme un diamante que para crear un trozo de carbón.
El diamante es algo extraordinario. Son los mejores conductores de calor casi cinco veces más que la plata, que es el siguiente mejor conductor, y tienen el punto de fusión más alto. Los átomos del diamante están más próximos entre sí que los de ninguna otra sustancia. Diamante deriva del griego adamas, que significa invencible.
Las dificultades que pasamos en la vida son como el calor y la presión al que se someten los átomos de carbono para hacer un diamante. Los momentos difíciles por los que pasamos pueden ser un medio del que se vale Dios para infundirnos cualidades más valiosas. Imaginemos que un pedazo de carbón se negara a pasar por el proceso necesario que lo convertiría en lo que era su destino: ser un diamante. Seguiría siendo un trozo de carbón.

Aun después de haberse formado en la tierra el diamante y habérselo descubierto, hay que tallarlo y pulirlo para poder apreciar plenamente su belleza y valor. Los diamantes 💎se tallan y pulen por fricción, utilizando otros diamantes. Con frecuencia Dios nos talla por medio de la adversidad. Los que ya han pasado por ese proceso —otros diamantes— pueden ayudarnos, si se lo permitimos, a sacar a relucir lo mejor de nosotros.
Una forma de distinguir los diamantes auténticos de las imitaciones es colocarlos en agua y hacer pasar una luz 💡a través de ellos. Las imitaciones pierden👎 brillo al sumergirse; los diamantes de verdad, no. La diferencia entre uno verdadero y uno falso es evidente hasta para un inexperto. Como los diamantes verdaderos, también brillaremos con el resplandor de Dios aunque nos cubran las aguas de dificultad y la tristeza, 😢en tanto que no nos alejemos de la luz de Su presencia.