La PERSISTENCIA es una factor esencial en el procedimiento de transmutar el DESEO en su equivalente monetario. El fundamento de la persistencia es la fuerza de Voluntad.

Cuando la Fuerza de voluntad y el deseo se combinan adecuadamente, forman una alianza irresistible. Por lo general se piensa que los hombres que acumulan grandes fortunas son fríos y a veces incluso despiadados. A menudo se les malinterpreta. Lo que tienen es fuerza de voluntad, la cual combinan con la PERSISTENCIA, con la que respaldan sus deseos para asegurar así el logro de sus objetivos.

Por lo general se malinterpretaba a Henry Ford y se decía que era despiadado y frío. Esta idea errónea brotó del hábito que tenía Ford de dar seguimietno a todos sus planes con persistencia.

La mayoría de las personas están dispuestas a echar por la borda sus objetivos y propósitos, abandonándolos a la primera señal de oposición. Unos cuantos continúan. A PESAR DE todas las oposiciones, hasta que los alcanzan. Un ejemplo son Ford, Carnegie, Rockefeller, Edison, entre otros, que lograron alcanzar grandes logros en el mundo.

Es posible que no exista ninguna connotación heróica en la palabra “persistencia”, pero esa cualidad es para el carácter de una Persona lo que el carbón es para el acero.

 

El punto de partida de todo logro es el DESEO. Tenlo en cuenta siempre. Los deseos débiles producen resultados débiles del mismo modo que un fuego pequeño produce muy poco calor. Si te parece que te falta persistencia, remédialo encendiendo en tu interior un fuego más fuerte que de calidez a tus deseos.

Share This