Habías notado que por alguna razón no se nos enseña a vender desde niños, no se nos enseña ni siquiera a pedir. Se nos enseña a trabajar duro, a no salirnos de lo establecido y a esperar que alguien más reconozca nuestros esfuerzos y nos otorgue algún tipo de premio, algo que raras veces sucede.

Se nos manipula para encajar en un molde donde la sociedad espera que vivamos felices hasta el fin de nuestros días. No te criticarán si sigues el consejo de“Estudia mucho, saca buenas notas y encontrarás un trabajo bien pagado, con grandes beneficios”

Pero y ¿que hay para los que buscan algo más?

Seguramente haz escuchado hablar del Cuadrante del Flujo del Dinero con el que Robert Kiyosaki demostró las formas de ganar dinero y se muestran donde existen mayores beneficios y cual es la vía correcta para volverse rico y que fue la que él utilizó. La diferencia principal esta entre los cuadrantes de “Empleado” y“Autoempleado” contra los cuadrantes de “Dueño de Negocio” e “Inversionista”.

La diferencia fundamental entre las personas que están en un lado del cuadrante o en el otro es: La habilidad para Vender.

Dice Kiyosaki: “Si quieres ser un empresario, tienes que saber vender”. El problema es, ¿Cuándo nos enseñaron a vender? Algunas personas nacieron con habilidades y otras personas fueron reprimidas de esas habilidades desde niños.

Si tu plan es diferente al de “Estudia mucho, saca buenas notas y encontrarás un trabajo bien pagado, con grandes beneficios” y lo que realmente buscas es ser libre financieramente (vivir sin la necesidad de trabajar) necesitas aprender a vender. Lee, aprende y práctica. No podrás desarrollar la habilidad si no lo haces.

Recuerda que las habilidades son las que te hacen rico, no las teorías, aprovecha las oportunidades para practicar tus habilidades y sigue creciendo.

 

Share This